16 feb. 2010

El Bastón



El Bastón

Sin todavía haber desarrollado
el entendimiento de las palabras
se nos otorgan
condecoraciones a la grandeza

Al paso del tiempo
se oxidan las placas
y la perfección asignada
se crece en minusvalía

A día de hoy, soy ciega
y mi voz, se está quebrando
de tanto gritarle al bastón.

Begoña M. Bermejo

No hay comentarios:

Publicar un comentario