19 oct. 2011

CONTAGIOSO

Contagioso.

El horizonte está roto: con el poco hambre
que suponen unos céntimos
de cordura, masticamos las prisas
arruinando el bolsillo
en empastes de ambición.

Nos hemos cansado de mirar el rostro del confeso
y agotamos la memoria en etapas escalonadas,
que no ascienden ni tienen fin.

Y ya que no hay ni pa´pipas,
qué viva la decadencia y el estrago
de los indignados…
Total, algo hay que padecer.

Begoña M. Bermejo

2 comentarios: