25 oct. 2010

ANUDADO

Se sustenta el vacío

del hueco postrado sobre los hombros

como lápida en vida



Eludidas son las lágrimas, que se amontonan

como granos de arena, con las que otros

construyen sus triunfos…



Son impuestas las escaleras hacia el abismo

marginando la razón de la existencia,

que exultante, se exhibe

con las manos atadas


Begoña M. Bermejo.

5 comentarios:

  1. HERMOSO POEMA! PROFUNDO Y CONTESTATARIO.
    MIL BESOS DE LUZ

    ResponderEliminar
  2. Gracias, amigo.
    Encantada de tenerte entre mis seguidores.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Maravillosa entrega, metáforas maravillosas... que deleitan al mas ruin de los mortales...

    ResponderEliminar