12 ago. 2010

ÉGAL

I

Soldado locuaz
de ruinas, piedras dolientes
a vista de pájaro.
Taller de macros en cuesta
delineados a cuerpo
desnudo.

Indulgencia cae.

II

Se anclan las moradas vacías
en llenos incomparables de ti
Angostos relinchos
en el pulcro hastiado de todo

Qué le paso a la voz, di.
Diferente, aguardada al ruido,
callada al son, ¿viste?
No olvido, nada eres.

III

Callado. Apatía en los movimientos
lento, roto, vida en su fin.
Cartones de neófito en espera,
cajas desiguales, falto.

Ya se cuaja: mandrágora de lodos,
labios vespertinos, pendón a media
asta. Donde llegue.

Begoña.

1 comentario: