10 may. 2010

La conquista

La conquista

Se presta al paladar de mi boca

el estigma verbal
que ahorca el cuello del alma

Sólo

el vacio perece
cuando la musicalidad
de unos versos
conquistan
mis labios umbríos

Y aquí estoy

volátil, ciega
y enamorada del estruendo rutilante
que otros degustan

Begoña M. Bermejo

No hay comentarios:

Publicar un comentario