5 abr. 2010

¡Descreida Aventura!


¡Descreída Aventura!

Margen abierto a la izquierda
a la misma sombra
en el mismo eje.

Acuso mi semejanza
para abocarme a la orilla
¡que torpeza!

Mejor, camino al lado que me ocupa
para poco a poco
abrir mi vereda.

No desecho puentes próximos
que cedan peldaños al cruce
pero aseguro con cuerdas los lados
que no ahorquen.

¿Permaneceré seca
al cruzar el riacho?

¡Descreída aventura!

Begoña M. Bermejo

No hay comentarios:

Publicar un comentario