12 abr. 2010

Abducida y Seducida



 ABDUCIDA Y SEDUCIDA

Afincada al pie firme y raso
donde los huecos se esconden:
tropecé, quedando inconsciente
y caí a su fondo

Desperté, rodeada por un frío muro.
Mi voz, durante las horas infinitas,
quizás días, en los que permanecí
amurallada, retumbó
en mis adentros

Una luz, sí, una luz, rompió
la oscuridad. El eco, se transformó
en música, y sin darme cuenta,
fui abducida a otro mundo,
a otra galaxia.

Allí, canté, volé, soñé, y
seducida por el embrujo,
allí permanezco

Si, estoy loca, pero tengo
amigos extraterrestres

Begoña M. Bermejo

2 comentarios: