9 mar. 2010

Veneno




Veneno

La corteza musga, roída
por el tiempo
abriga el cuerpo escarlata

Los ocres de la copa
malgastados en soplidos,
como espadas
de filo marchito,
se clavan entre los  senos

la savia amarga fluye
envenenando las raíces

Begoña








No hay comentarios:

Publicar un comentario