4 ene. 2010

Crítica de Sueños

Crítica de Sueños

Temo mirarme al espejo y descubrir la verdad.
Protagonista de un cuento de fantasía:
manzanas envenenadas que invitan a dormir,
besos que convierten las ranas en príncipes,
dueña de un zapato de cristal.

Por qué invento mi verdad. Dónde se esconde la felicidad que escribo.
-¿en las risas que intimidan llantos?-
Si mis fresas son amargas,
navego en soledad y mi lecho es de espinos
Qué nubes de colores, ni estrellas de infinita luz
si la única mano que veo es la mía
y ahora abofetea mi verdad

Soy amor sincero, sin inventor a descubrir
sacio mi sed con los suspiros de un beso
el viento, es la mano que acaricia mi piel
y el sol galán adulador que me sonroja.

Acerbos edulcorantes para mi corazón
Qué se ha de esperar, si vivo sueños quimeros
que mueren al despertar

Begoña M. Bermejo

No hay comentarios:

Publicar un comentario